Las importaciones muestran una impresionante caída, registrada como la peor de la última década

30 junio 2020 Comercio

Los datos de mayo muestran que la caída de las importaciones no solo no cede, sino que se profundiza, en línea con la depresión de la actividad económica que comenzó en 2018 y se profundizó durante las restricciones establecidas por el aislamiento. En abril la actividad económica se desplomó 26,4%, con respecto al mismo mes del año anterior y acumuló una reducción interanual de 11% en enero-abril.

Así, en un contexto en el que la producción y la industria demandan insumos importados para los procesos productivos, las compras externas arrastran 22 meses de retracción. Por ello, resulta llamativo e inexplicable que las normas de acceso al mercado de cambios y la política comercial restrinjan el flujo de aprovisionamiento de las actividades que siguen con pulso activo.

Las importaciones argentinas en los primeros cinco meses de 2020 han retrocedido a niveles inusitados por lo bajos (US$ 15.990 millones).

La caída, además, es de un 23,8% respecto del mismo período del 2019. Este desempeño se deriva principalmente de una caída de las cantidades importadas (-19,4%), acompañada por menores precios de importación (-19,4%). Todas las categorías de importación sufrieron retrocesos de dos dígitos en los primeros cinco meses del año en comparación con el mismo período del año anterior.

Son datos que interpelan los argumentos por un lado, para no autorizar las licencias no automáticas (son más de 700 las observadas desde enero pasado) por parte de la Secretaría de Comercio y, por otro, las restricciones impuestas por el Banco Central en cuanto al acceso al mercado de cambios.

Contexto

Las importaciones acumuladas entre enero y mayo, son las más bajas desde 2009, pero comparadas solo suman un importe similar al de 2007.

La depresión de las compras externas, reflejo de la recesión producida por la cuarentena que redujo a niveles mínimos la actividad económica, no hace más que confirmar y profundizar la profunda reducción del aparato productivo que comenzó en abril de 2018.

Es decir, el aislamiento decidido para combatir el avance del Covid-19 sumó un envión adicional a una caída que ya lleva dos años y un trimestre, provocando 23 meses de caída interanual en las importaciones.

La baja de las importaciones en realidad es efecto de la recesión producida por la pandemia y especialmente profundizada por la cuarentena obligatoria que ha reducido a niveles mínimos la actividad económica argentina. Las importaciones abastecen el aparato productivo argentino y si este se frena, aquellas caen.

Para dimensionar lo escasas que son las importaciones, basta ver el desempeño durante los primeros cinco meses en 1998: fueron apenas 20% menores que las de 2020 (Cuadro 1).

Importaciones acumuladas 5 meses de cada año 

Año

importaciones en millones de dólares

2020

15.990

2019

20.983

2018

29.472

2017

24.974

2016

22.072

2015

23.442

2014

28.009

2013

29.374

2012

29.992

2011

27.318

2010

19.744

2009

13.748

2008

22.982

2007

15.767

2006

12.743

2005

10.822

2004

8.105

2003

4.705

2002

3.545

2001

9.742

2000

9.997

1999

9.644

1998

12.900

1997

11.566

1996

8.715

1995

8.445

Gráfico 1:

  1. Comparaciones

La cifra acumulada enero-mayo es la más baja desde 2007 -es de solo poco más de la mitad que la registrada en 2013 y 2012-.

En paralelo (y por lo opuesto) es de destacar que este descenso y el congelamiento de la actividad económico-productiva refleja lo virtuoso de la relación importaciones/producción, en este caso porque se evidencia una línea de relación: recesión/caída de importaciones.

Este acumulado de cinco meses incluye dos meses y medio pre-pandemia/confinamiento (enero, febrero, marzo hasta el día 20), lo que hace suponer que las importaciones totales estarán en niveles bajísimos en todo el año en curso. Lo anterior, aun previendo que la cuarentena obligatoria se levantará en los próximos meses, tendiendo a una nueva normalidad productiva, pero a la vez previendo que la recesión durará muchos meses y la recuperación económica se hará esperar.

En efecto, las proyecciones del FMI señalan una caída de 9,9% del PBI argentino: de cumplirse este pronóstico, las importaciones concluirían el año 2020 en un mínimo histórico.

Otro factor que seguramente contribuyó a la caída de las importaciones, sobre todo en lo que se refiere a insumos intermedios y partes y piezas para bienes de capital, tiene que ver con el descenso en las exportaciones de manufacturas de origen industrial que no solo han caído en términos absolutos sino también en la participación en el total exportado, ya que al mes de mayo de este año solo representan un 15%, mucho más bajo del promedio histórico del 30% de los últimos años.

 

  1. Analizando los niveles específicos en el mes de mayo

En particular, durante el mes de mayo, la crisis sanitaria y económica derivada del confinamiento obligatorio continuó reflejándose en el comercio exterior de la Argentina.

Las exportaciones bajaron 16,3% interanual y las importaciones se redujeron 31,8%. Así, las compras externas cumplieron en mayo 22 meses consecutivos de caída interanual (Cuadro 2).

Para encontrar niveles similares de importaciones mensuales, hay que remontarse a 2006 o bien a 2009, en el contexto de la crisis financiera internacional.

Una dimensión de la situación se adquiere además comparando las importaciones mensuales de mayo del corriente año 2020 y efectuando la misma comparación con los resultados del mes de mayo de cada mes transcurrido desde 1995 hasta hoy.

Si se analizan las referidas importaciones en los niveles mensuales de mayo, se constata que las cifras también son bajísimas: las importaciones en mayo del corriente 2020 son las más bajas desde las de mayo del año 2009 (que fue un año de recesión motivada por la crisis internacional) y a la vez son menores por su dimensión que las del mes de mayo del año 2007.

Las cifras que a continuación se exhiben reflejan esos datos en los últimos 25 años (1995/2020):

Cuadro 3:

Año

Importaciones mensuales en el mes de mayo en millones de dólares

2020

3.168

2019

4.645

2018

6.448

2017

6.064

2016

4.874

2015

5.003

2014

5.774

2013

7.028

2012

5.987

2011

6.490

2010

4.575

2009

2.660

2008

5.200

2007

3.542

2006

2.826

2005

2.476

2004

1.792

2003

1.085

2002

862

2001

2.081

2000

2.215

1999

1.931

1998

2.626

1997

2.544

1996

1.916

1995

1.722

 

 

  1. Conclusiones

Las importaciones en niveles bajísimos en términos comparados no hacen más que mostrar las dificultades de la economía argentina.

Esas dificultades están especialmente referidas a la recesión (antes, por la recesión previa a la cuarentena y, luego, por la situación sanitaria actual y sus efectos -pandemia/cuarentena- que agravó la cuestión).

Aunque no debe olvidarse la incidencia (menor en términos comparados pero existentes de todos modos) de la complejidad regulativa e institucional del comercio exterior, las dificultades en las expectativas en la economía de Argentina y el contexto con variables macroeconómicas en desequilibrio y desorden.

Asimismo, el pobre desempeño del comercio exterior de los últimos años refleja más allá de las dificultades que arrastra la economía argentina, la carencia de una política comercial externa que potencie la capacidad productiva y genere nuevas oportunidades comerciales para los sectores productivos con mayor integración al mercado internacional.

Cuadros adicionales

Cuadro 4. Exportaciones e importaciones 5 meses 2019 y 2020.

En US$ millones y %.

Cuadro 5. Principales orígenes y destinos. 5 meses 2019 y 2020.

Estimados socios

Hasta nuevo aviso, todo el personal de CIRA trabajará de manera remota, encontrándose a disposición por correo electrónico o telefónicamente en las direcciones y números habituales.

Cuidémonos entre todos.